Sofía ( parte 1). Proyecto Once upon a time. Sofía

Llego el momento. Gabi, en cuclillas, puso su mano sobre mi rodilla y con su diestra secó el llanto sordo con una caricia en mi mejilla. 
– Aquí estoy Sofia, dime, ¿qué te ocurre?- me dijo. 

Todo sucedió tan rápido hasta ese momento que no me paré a pensar si era real o un mero sueño. 

Dos meses hace que mi relación con Nico iba cada vez de mal en peor.

Llegué a Mallorca hace casi un año. Quise comenzar un nuevo capítulo de vida tras terminar los estudios de pedagoga y me aventuré sin apenas reflexión y sin recordar las palabras sabias del yeyo. Pero así fue. 

– Sofia no rompas la razón por los caprichos de tu corazón y cuando el cálculo domine el día dale sabrosura y color con tu locura- mi abuelo me decía mientras ponía en el tocadiscos a Chocolate Armentero. 

– Baila cuando no tengas más salida- me agarraba, me sacaba a bailar y mientras reía mi malestar se disipaba. Así desde chiquita y hasta día de hoy.

Trabajaba por la noche en el Waikiki, una cocktelería de Formentera. Tenía una posición cómoda, unas propinas que salvaban la precariedad de mi sueldo, tiempo libre y unos compañeros insuperables pero quería ejercer mi pasión, trabajar como pedagoga con niños. 

Una noche regresaba a casa cansasa. La cerradura de la entrada era muy bajita y la gran mayoría de veces tenía problemas para abrirla.  Media vuelta de llave, un gesto maestro de muñeca y ya estabas dentro. Nico como de costumbre ausente y la casa manga por hombro. 

Friego, recojo el salón, ducha, cena ligera con fresas y chocolate y a dormir. Qué grande se me hacía la cama cuando al principio no había hueco donde poder esconderme sin que él me hallara.

Cada mañana desayuno con diamantes. Resultaba que no era e escaparate de Tiffany pero la relojería humilde vecina me sobraba para creerme la Hepburn. El forcejeo con la puerta rompió mi tranquilidad y, al entrar Nico, casi el jarrón con mis liciantus.

Borracho, maltrecho, sucio y maloliente. Nico, incluso así, era un hombre muy atrativo pero esa misma mañana me di cuenta q no era suficiete, visualicé mis días sin él y por un instante fue maravilloso.

Ese sábado tenía cena con amigos. Vendría Gabi. Me habían hablado muy bien de él y me comentaban que sería el hombre que m quitaría de la cabeza a Nico. Su único error que acababa de romper con su pareja y el mío que aún tenía la mía.

Te todas formas me motivé. Irreplaceable de Beyonce y dry martini mientras me preparaba. Traje suelto estampado de colores con fondo blanco roto, Lolita Lempicka, rojo en los labios, pestañas infinitas y pelo ondulado suelto. Mis tacones en cuña de esparto y caminar firme hasta el restaurante. 


La noche de cena transcurrió entre risas y charlas. Gabi no cenó con nosotros, quizás viniera más tarde. A mí se me había olvidado y emocionada, que no triste, le contaba a mis amigas la decisión de dejar Waikiki y comenzar a satisfacer mis espectativas laborares. Les conté también mi situación con Nico que por cierto, no les sorprendió para nada. 

Última copa y yo me iba a casa, no me apetecía demasiado salir a bailar por mucho empeño que pusieran mis amigos. Y de repente:

– ¡ Gabi ¡ Joder, pensé que no vedrías! – gritó Marcelo en alto.

Se notó una alegría en aquellos que lo conocían. Yo volví la mirada y lo vi.

Llevaba puesto…llevaba…una sonrisa… y además unos jeans, una camisa blanca lisa y unas botas marrones. 

– Lo siento chicos, un imprevisto. ¡Hola a todos! – una voz melódica respondió. 

No sé por qué me puse nerviosa. Comenzó a saludar, abrazos, besos, caricias, nuevas presentaciones y me tocó conocerlo. 

– Hola soy Gabi. Ya me han hablado muy bien de ti. Tenía ganas de conocerte – dijo. 

Era guapo, no tanto como me contaron ni tan poco como quise pensar en el momento que lo saludé.

Antes de que pudiera articular palabra, tropezando, me avalancé sobre él, mojándole la camisa y el pantalón.

– Lo siento Gavi, lo siento- bendito tropiezo pensé. Y es que se dejaba etrever esos abdominales que entran en V hacia el interior del pantalón. ¡ Madre mía!

Después de los cinco minutos de sofoco, cogiendo aire vuelvo a pensar con nitidez y es que era la primera vez que desde que salgo con Nico que me estremece así otro hombre. 

Su halo de bienestar me daba miedo, no dejaba de sonreir, gesticular, sus caras eran un poema. Su presencia cambió la magia del momento a mejor. 

 Por enésima vez ya que nos echaban del restaurante me pidieron que saliera con ellos. Ahora la situación al llegar Gabi era diferente. 

¿ Qué harías tú Sofía en su lugar?

1. ¿ Volverías a casa con Nico? Las cosas podrían arreglarse entre vosotros. 

2. ¿Quedarías con Nico inmediatamente para terminar con lo vuestro? 

3. ¿ Saldrías con los chicos, incluyendo a Gabi, a bailar? 

SOŃEMOS JUNTOS

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Sofía ( parte 1). Proyecto Once upon a time. Sofía

  1. Mariam dijo:

    Saldria con todos incluido gabi
    Y disfrutaria el momento y buscaria cambiar de vida es decir buscaria trabajo d lo que yo quiero mientras seguiria en el bar y dejaria a nico el tiempo dira si despues d la ruptura hay segunda parte o gabi se quede con el puesto o simplemente es un detonante para seguir adelante sola con mis proyectos sin tener q elegir con quien estar simplemente dejar la vida toxica e intentar mejorarla ya lo demas vendra solo. 😉 muy bueno Dami saludos

    Le gusta a 1 persona

  2. abepower dijo:

    Yo me cojo un buen chupito de tequila y sin pensármelo salto a la pista de baile con ellos. Bailar ayuda a desvanecer las preocupaciones! Ya luego, antes de cometer cualquier locura, mejor dejar claro con mi pareja lo que pienso.
    Dami, me ha sorprendido que eligieras ese tema de fondo con el dry Martini. También está en español, “irreemplazable”. Un abrazo de esos que escapan gemidos de asfixia 😆

    Le gusta a 1 persona

  3. Rowena Khemlani dijo:

    A retocarse el lapiz de labios y a bailar…

    Me gusta

  4. Raul dijo:

    A Nico ya lo dejó, al menos dentro de ella, así que uno y dos descartadas. Luego ya lo que venga. 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s