Estúpido corazón.

Estúpido Corazón y aun sabiendo que eres el motor de mis días, estúpido eres. 

silencio-1-800x478

Deja libre de sus girasoles mi mente. Lidiar contigo pensando en ella es injusto al convertirte en un ganador apalabrado. Juegas con chocolate caliente, con domingos de película o amaneceres en playas desiertas, la droga más dulce. Hilaste fino al hacerme probar ese vicio sin cura, escuchar su voz tras las letras, embeberme de su aroma y saber de ella incluso sin nunca llegar a conocerla.

Corazón, dominas tan bien cada rincón de mi cuerpo y de mi mente que en ocasiones desearía que no estuvieras. Sufres tanto como yo hasta que le das tregua al hacer que tu diablillo duerma. No nos merecemos sufrir ilusos porque la realidad va más allá de lo que yo piense o tú sientas. No está ni estará, Corazón, llegamos tarde sin más.

Ahora bien te regalo un pequeño sueño, un pensamiento, participa Corazón, y así calmarás tus ansias de verla. Pero con una condición, sólo si aceptas ondear tu bandera blanca aunque sólo sean los Lunes, los Miércoles, los Viernes y los días de fiesta.

Late fuerte que a la par yo cerraré los ojos y soñaremos. Invitémosla a escaparse en nuestro sueño y que no tema, que aquí no hay fantasmas y si los hubiera estarían convertidos en tréboles de cuatro hojas. La suerte es nuestra aliada en este instante. Un lugar idílico, un hogar, un ático y una habitación con suelo de abedul, alfombra tupida, almohadas para nuestras únicas peleas y edredones mullidos. Un gran ventanal a los pies de la cama por donde entra el brillar del día iluminando sus carcajadas y las miradas con chispitas, por donde los ocres y rojizos del atardecer anuncian una noche con ella de cena ligera, velas, estrellas y cuerpos desnudos  y por donde la la luna y el amanecer se juntan cuando las horas vencen el pasar del tiempo.

Recuerda nuestro pacto amigo Corazón. Y cedo más, si me ofreces algo más de calma chicha. Podemos hacer esto, apagar las luces juntando los párpados y llevárnosla cada día a un lugar que merezca, por lo bello, su presencia. Y de esta forma ni la molestaremos con tu pasión ni mi verborrea, ni nos hundiremos al no poder tenerla entera, tan real y tan mágica, tan nuestra.

Pero pensándolo mejor…no seas estúpido Corazón, sigue coloreando mis momentos y haz que ganemos tiempo a su lado, pensándola, imaginándola, sintiéndola.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Estúpido corazón.

  1. 🌴 dijo:

    Sigamos soñando pues….. y creando una realidad paralela, ganando tiempo entre edredones, estrellas y risas, muchas risas ⭐️

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s