Vendí mi alma al diablo.

Vendí mi alma al diablo.

Pregunté a santos y devotos, a podridos poderosos y a limpios lacayos, a reyes y arlequines…pero nadie sabía dónde se vendían las almas y yo sólo quería cambiar la mía por las suyas.

Una decisión, el cambiar mi alma por algunas, basada en la injusticia de la vida que ha hecho desaparecer a personas que debían ser eternas,  que se lleva hijos y niños y que nos dejará huérfanos a todos de la madre tierra.

Mi alma servirá, eso está pactado ya con el diablo, para que algunos no se vayan y para traer a otros que no deberían habernos dejado.

Sólo que me perdone mamá, mi hermano, mi enana y mis amigos, aunque sé que están conmigo también en esta decisión, me quieren. Siempre he tenido su confianza tácita y cuando no, su beneplácito explícito.

vendo mi alma.png

 

Quizás sea un acuerdo egoísta, mirar por mi bien y querer retenerte.

Quizás sea un trato prepotente, el querer dominar la vida y la muerte.

Quizás sea un acto cobarde, antes que tu ausencia, no estar presente.

 

Papá volverá. Dejó una preciosa mujer a la que amar, un hijo al que mimar por esos años perdidos y una enana por la que babear por ser la niña de sus ojos.

Pepe Múgica vivirá sin irse. El abuelo de la humanidad, el que nos recuerda la importancia de los cimientos, de la sencillez de lo bonito, de lo simple.

Ara Malikian,  por el baile de su violín y por la locura de sus pelos y Halle Berry, la perfección del creador, intelecto y belleza en su máxima expresión…permanecerán entre nosotros.

El sufrimiento de los que perdimos la presencia de la esencia ya no existirá. Se erradicará todo aquello que hace daño a la vida de los indefensos, que ha hecho tanto mal y que sigue haciéndolo.

Walt Kowalski volverá conduciendo su Gran Torino con Bob Marley de copiloto, Mandela, el Ché y Frida Kahlo en el medio.

Miguel Ángel vendrá y nos explicará el por qué el atributo de su David aparentemente de sangre.

Freud con sus drogas para que Campanilla siga revoloteando entre nosotros y Edgar Allan Poe le dé forma escrita a una historia creada con Teresa de Calcuta , Goytisolo y Gila.

Vendí mi alma al diablo aquella tarde cuando me escuchó hablar que quería matarlo. No puedo soportar que me pisen los girasoles o que el picudo rojo me joda las palmeras. Y siempre hablo de matar, pero un poquito, a aquellos que agreden a lo lindo…matar un poquito dije pero lucifer sólo escuchó lo que quiso y a mí me vino bien.

 

Vendí mi alma al diablo con tres premisas.

La primera matar sin maldad a los que joden a ratitos, que luego revivan y que el tiempo ponga cada uno en su sitio.

La otra dar vida a aquellos que se fueron antes de tiempo, sin despedidas, aquellos que deben ser perpetuos, a los indefensos que viven en mundos inadecuados y que se van y a otros que por azar les toca partir sin más. A los que aún les queda por dar y enseñar.

Y la última, y el diablo así estuvo de acuerdo, a los que me diera la gana con un cupo de no más de cincuenta.

 

Vendí mi alma al diablo porque sólo la tuya vale la mía y merece la pena que sea conocida.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Vendí mi alma al diablo.

  1. Ana de León dijo:

    El Diablo no compra Almas tan limpias cómo la Tuya..
    Deja ir y ten paz en el adiós… Aunque duela..
    Sólo los que contigo compartieron se llenaron de trocitos de vida…porque no todo el mundo sabe llenar el corazón como tú…
    Huye de todo aquello que te quite tu esencia….y Adorna tu dolor con bellas margaritas que se conviertan en un Sí amo la Vida…

    Le gusta a 1 persona

    • jejej…gracias Ana. Pero te aseguro que el diablo compra de todo, ya lo hace, lo ha hecho y lo seguirá haciendo. Yo no quiero despedidas, quiero que se jodan aquellos que por ser tan buenos deben permanecer, y llámame cobarde, prepotente o egoista pero el pacto ya está hecho y mi ama ya está vendida.
      jejej…gracias Anita, esto es sólo una más de mis locuras. Sigo diciendo y repitiendo que escribo sin autobiografía y que me gusta pajear de locuras mi mente, así de simple.
      Besos amiga.

      Me gusta

  2. Jorge dijo:

    Has expresado lo que creo que todos hemos sentido, en mayor o menor tiempo al perder a alguien muy querido.. pero, lo que sí tengo claro, es que detras de cada mal, hay un bien o deriva en un bien. Tú, eres la prueba de ello.. no sé si con tu profesionalidad, tu humanidad, o la mezcla de ambas cosas, porque Nala no nos dio mas tiempo para averiguarlo, pero has hecho que esos malos tragos en los que la vida nos pone, sea mucho mas agradable de llevar. Quizas y solo quizas, por los caminos tortuosos por los que has pasado te hace empatizar de una manera que sabes lo que decir y hacer en esos instantes de dolor, que aunque jamas lleguen a aliviar tu ira por la injusticia de llevarse a un ser querido, quizas y solo quizas, en una minima medida, haya servido para que transmitas esa esencia de ‘persona’, que poco se abunda…
    GRACIAS.

    Le gusta a 1 persona

    • Jorge me has emocionado. Muchas gracias, de veras. Si tuviera más alma para poder recuperar otras seguro que Nala volvería entre ustedes. Gracias por vuestro cariño y ten por seguro que no hay mejor fortuna que caminar durante tu vida acompañado de los que te quiere…lo de ustedes y Nala fue una auténtica simbiosis. Un fuerte abrazo amigo. Besos a Deborah y a la peque.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s