Déjame olvidarte

Hoy no te voy a echar de menos. Déjame olvidarte.

Dile al que manda que no me haga tuyo, sólo por un día nada más. Vivo impregnándome de tu esencia desde que te conocí y no quiero, hoy, sentirte cerca.

Me enseñaste a ser fuerte con el corazón nada más, olvidando las hostias que solía dar.

Tus abrazos me elvolvían con papel de regalo y creabas cadenas de bienestar…yo me daba, ellos recibían, agradecidos empaquetaban otros con lazos rosas y así…sumaba y seguía.

Me enseñaste a amar con pan y cebolla sin importar las circunstancias.

Ser el amor perfecto en el momento equivocado según el sabio cantautor en el concierto de La Laguna. Ya me hubiera gustado verte levantándote protestón no compartiendo tan estúpida reflexión.

Se quiere o no se quiere- dirías impertérrito, contundente y seguro – porque si no es así, no es amor.

Me enseñaste el valor de la amistad al ver cómo le curabas las heridas a tu amigo.

Me enseñaste que la lealtad y la fidelidad no van en los catorce de febrero sino que se cultivan a fuego lento, tiento y risas adrede cada día.

Me enseñaste a luchar. Decías que aquèl que lo da todo no está obligado a más y se convierte en exitoso sin más.

Querer es el mejor motor para poder vencer, así es. Me hablabas de tu supervivencia con uvas en el Aaiún, de nuestros bocadillos de pan, aceite y sal en épocas de bajeza o del tener o no tener…¡qué más da!…si al final si quieres, sólo si quieres, lo podrás lograr.

Me enseñaste tanto por tan poco, queriendo sin querer, que necesito imperiosamente que sepas que soy gracias a ti y que estoy bien y espero no menos de ti allá donde esté. Pronto nos veremos pero hasta entonces…

…por favor dame tregua…

…hoy veinte de Febrero y pídele a tu jefe que me desprenda de ti, por un día nada más, y que me deje descansar porque de lo poco que se te pasó enseñarme…fue…el saberte olvidar.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Déjame olvidarte

  1. Cris dijo:

    Bello homenaje.
    Si le recuerdas, le extrañas y si le extrañas, le recuerdas.
    Difícil defenderse contra su ausencia. …
    Un abrazo de paz.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s