Luz propia

Los lunares al Sol dejaron de estarlo siendo el turno de la Luna, pero esa noche tocó nueva…

Y con la noche oscura aprendió sin querer:

… que ella ilumina y encandila con luz propia.

…que siempre todo sale bien y se coloca

… Y que… sus lunares…

ahora, siguen siendo estrellas del cielo y nuevas en la tierra que alocan.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s