Alma

Perdona a mi alma por esta falsa apariencia de prepotencia.

Decía que salvaba otras

y que era una mujer en un de hombre de transición.

Perdona a mi alma por creerse grande, cristalina y sabia

Regalaba tréboles pochos,

tonos tierra, sexo, drogas y rock and roll multicolor.

Perdónala porque ahora que sé que sin mi permiso se vendió bastarda,

puedo decidir a quién y a qué salvar ya que el diablo la compró barata.

30998412_376221599547974_9072930374836813824_n

Un incendio,

un corazón de tréboles,

rescatar unos lunares.

Un imperio,

un salazón salvado a la orilla de  los mares.

Tu todo.

Mi para siempre.

El ojalá.

Mi oasis lleno de palmeras…

la nada.

Mi alma ya no vale…

conmigo…

sin ti…

en ese destino…

mi suerte…

tus hadas.

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s