Al final

Al final… hace frío.

El color blanco, la boca seca, los sonidos afilados y el olor doudou rodean todo lo que lo malo toca.

deèmde bueno

Y una boda griega…

y un griego…

y el falsete de mi negra gitana y el azufre azocado por el Teide…

también, bien alocan.

 

Pero al final…hace frío igual, y no está pero que nada mal.

 

 

 

 

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Auxilio por defunción

Un subsidio rancio por lo irreparable de su causa, empalagoso por insuficiente y tardío e injusto por el simple hecho de existir.

aprender-a-pedir-ayuda

Los días pasaban por encima de todos con la congoja de lo inconcluso en la mayoría de sus labores. Profesionales responsables de miradas brillantes ahora con chepa y barbilla al suelo. Se ahumaron con vacío en el campo de batalla a las órdenes de perezosos en oficinas de aire acondicionado.

La maldad, la desidia y la prepotencia de otros creaba desunión y en aquel grupo comprometido los conflictos internos no tardaron en llegar.

Ojeras, quejas, grises, desaliño y suspiros.

Aspavientos, pesadez, arrugas, carreras y manchas

Años de más y energía en resta en cada uno que trajeron malas formas y que pagaban justos inocentes con la impasividad absoluta del que se cree, ignorante, absuelto de sus cargos de responsabilidad.

Pero la muerte llegó, y con ella su auxilio, y fue tan exorable que aturdía por haber sido anunciada incluso por gurús en pañales.

Una muerte injusta que sonrojó al sinvergüenza y que se maquilló con el auxilio por defunción y cuando no, con purpurina, peluca y colores que sigue enterrando la precaria situación que se vive dentro.

 

 

 

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Haciendo nubes

Luceros aborregados, pintadas libres a brocha o a pincel fino.


Efímeras barruntando lluvia, sol o simple sombra.


Se llenan de pureza blanca, rojizas de rabia o de gris con la más triste pena.


Dejan sin límites el aire y un mar sin ellas si las soplas.
Te envuelven, se esconden, te rozan, se ausentan.

Siempre me lo encontraba allí, a cualquier hora, en el banco roído bajo la acacia de la Calle Ocho de Abril.

Era un señor mayor bien parecido y elegante desaliño, con aparente morriña y sonrisa de soslayo.


Se parecía mucho a mi abuelo Listrito. Él me contaba historias, cuando nos acostábamos en el patio de casa, mirando las nubes y poniéndoles formas.


Me decía que trabajaba, en sus tiempos mozos, en una fábrica de nubes y que su jefe llevaba una chaqueta parcheada de colores brillantes…la misma, quise creer, que la que vestía a medida aquel viejo ese día.

-Buenas tardes, disculpe las molestias- me dirigí a él.

-¿qué tal mi niño? – me contestó con cariño.

-Perdone pero por casualidad usted no es dueño de una fábrica de nubes?-pregunté sin vergüenza.

El hombre asombrado no pudo contener la emoción y escondiendo alguna que otra lágrima asintió con un gesto noble y me invitó a que escuchara como se convirtió en un hacedor de nubes.

Almohadas de golosina, malva visco de color rosa y dulce sabor a miel.

Nostalgia de chiquitito y del que la gozó, morriña del ayer.

Calman el sabor del amargor y deleitan en noches de hogueras en clave de sol.

Chistas si no es tuya la última, y ríes o buscas y suspiras aliviado cuando encuentras y saboreas.

Nubes vistas con diferentes prismas…

Nubes de golosina o en el cielo…

Nubes… algo bueno habrás hecho si despiertas el alma de todo el que te mira o te prueba.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Luna lunera

Luna llena…Luna rosa

Su olor natural de piel…mi despertar.

Perfección, intensidad, grandeza… Sólo ella.

El apogeo de la naturaleza y el deseo de fundirnos por tenerla cerca.

Pd: efemérides de hoy , superluna rosa de Astigi y setenta y nueve. Por ti.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Verde esperanza

Sin duda el ayer carece de importancia
y aun con el pecho descubierto y la frente alta,
la vida pasa.


Los días corren y suman años y al final te estancas.


Pero llega ella sin darte cuenta de nombre Alas y te las planta.


Y vuelas y sueñas y vives y amas…


Sin duda… el ayer carece de importancia cuando te dejas vivir con su color favorito, el verde esperanza.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Cada mañana

Echo tanto de menos no verte en tu lado izquierdo de nuestra cama al abrir los ojos cada mañana…

¿Será el no sentir tu cuerpo cuando los pájaros te cantan los buenos días o el no olerte junto al sol que se levanta fachento?

Quizás…¿tu piel?, flor de orquídeas

O quizás sólo… tus ojos de canela en rama

O serás tú, sólo tú, que cautivas, vicias, seduces, adormeces.

O tú, toda tú, que me enloqueces, alumbra, erizas, me estremeces.

No lo sé, pero te echo de menos, mi amor.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Ni mal ni menos

No hay mal que cien años dure ni éste que por bien no venga.

Y es que que ganes en el último minuto en fuera de juego y de penalti injusto me da una rabia que te cagas.

Las señales de peligro se ven nada más entrar en el Centro de Protección Animal.

Lejos de erradicar el problema del abandono y del maltrato animal este lugar sigue creciendo con chapa marina y uralita, y maquillada, se convierten en un hotel de cinco huellas para los perros.

Se sigue haciendo política de humo, leyes a cien mil años vista y efímeros cimientos en la educación que bien podría salvarnos de tanta barbarie.

Así en la estepa comienza a crecer el árido desierto. Se crea un enorme pozo necesario pero…vacío. Un oasis dentro de un espejismo, el montaje de una gran matrioska o capas sobre capas de cebolla que al final terminan con el llanto desgarrado por tanto dolor.

La perrera se forja entonces y se hace forzosamente necesaria. Sigue dominada por ávidos falsos que se llenan de medallas presumiendo no más de fintas, fotos retocadas o de palabras de vaselina. Saben que “trabajar a favor de los perros”, con la filosofía del “todo vale” cotiza al alza y ayuda a aquellos con problemas en el sexo a follar.

La única suerte de los animales desamparados e indefensos pasa por las bonitas tiritas de colores que crean esas almas vírgenes que todavía no conocen de tantos esquivos y de tanta desfachatez, esas buenas personas llamadas voluntarios.

Pero después de un tiempo, esos que no se sonrojan volatilizan la honestidad, la sensibilidad y la gratitud, aplastan la prudencia y la responsabilidad y la fidelidad y la lealtad mueren con un “a tomar por culo hijos de puta”.

Ojalá todo esto se hubiera sabido antes de que abandonaras y de que te fueras. Hubiera vendido mi alma al diablo para que no te dañaran.

Pero créeme que hasta el día que no sigan tus recomendaciones para mejorar toda esta mierda creada alrededor de tu pasión por hacer de este mundo un lugar mejor, será lo que mejor de haya podido pasar.

Hasta entonces gracias por tanto y que aquellos creen tan poco. Gracias de todo corazón.

Y que sepas que nadie mejor que yo para entenderte a ti…perro…perra… abandonado… maltratada…ya que me duele hasta la semilla cuando te dejas arrebatar tu yo.

Vete, ya que sé que tu partida no es huida.

Vete, ya que se busca en otros lugares tu sonrisa.

Vete, y gracias por haber salvado tantas y seguir dando vida.

Pd: Gracias Sabine Hellental, Podencoworld, Evelin y Edd que son punta de lanza de todos esas almas buenas que dan sin condición.

Publicado en Sin categoría

Miedo

Todo lo que no dices y lo mucho que te callas

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Cuesta

Cuesta decir ADIÓS

Dejas un trozo de ti en cada persona, en cada lugar del que te despides y cuesta…

Pero cuesta más lo que guardas con mimo de los buenos, de lo bonito que ves y de los valores de los que te empapas

Un tesoro guardado en tu corazón y eso…

Eso sí que CUESTA.

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Volver a verte

Quiero volver a ayer y verte.

Volver a escucharte, calmarte, follarte, deshacerme…

tocarte, probarte, mirarte, envolverme…

acariciarte, enfadarte, olerte, partirme.

Quiero volver a verte.

Y tengo un plan para hacerlo pero no se lo digas a nadie si aún tú también quieres verme…shhhhh…súmalo a todos nuestros secretos:

Viajaré al oeste.

Dicen que de huso en huso resta una hora si te diriges al ocaso.Iré para allá lo más rápido que pueda, sólo tengo que ir hacia atrás lo que tardabas en llegar a la marea, unos doscientos cuarenta peldaños y unos metros de arena, y nos veremos de nuevo como si el ayer hoy fuera.

Quiero volver a verte, verte, volver a verte.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario