Otro rollo

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

No sólo dormía

La contemplaba con mis ojeras al amanecer.

Ella, su olor, su sabor a café y su inusual, según ella, sonrisa de la mañana,

contagiaban el cuarto de alegría.

… y todo era porque cada noche, cuando al fin se le alinearon sus astros, a mi izquierda ella, no dormía, moría, y al morir… mi pizco… recargaba vida.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Tomate

Gazpacho, malvasía y un respiro.

El tomate si lo mezclas bien en proporciones con otros y añades arte gaditano… gazpacho.

El gazpacho, una copita de vino blanco seco aromatizado le bajaba revoluciones…tómate, tomate. Su plato favorito.

SPAIN-FESTIVAL-TOMATINA

Tómate una sopita de gazpacho en la terraza que hace sol

Tómate ese ratito tuyo que ya estás en casa, amor.

Tómate…tomate.

Tómate…tiempo.

Tómate…un caminar descalzo.

Tómate…las sobras de tus palmeras.

Tómate…rebeldía, risas, rayas blancas frías, ese mirar…toma vida.

Tómate el gazpacho tranquila que aunque tardes no se enfría.

Tómate lo que quieras que yo invito, hoy día.

Tómate…tomate.

Tómate…espacio.

Tómate…una ducha de agua calentita

Tómate…ir a contracorriente a lo cangrejo.

Tómate…música…maloik a mano alzada o con el pulgar extendido, te amo, con saltos en conciertos de rock.

Tómate… tomate.

tomate tiempo


Gazpacho y lo que quieras tomarte que esta noche, por favor, esta noche pago yo

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

Deseos

… que las únicas curvas que te desmelenen sean las de su cuerpo, no la sus gestos airados o sus gritos, sólo las de la melodía de su voz.

No a sus aires de superioridad, y sí a las curvas de la fragancia natural de su piel que te hacen entrar derrapando en clave de sol.

Publicado en Sin categoría | 5 comentarios

A sillas vacías

Jugó a sillas llenas.

Aquel día estaba rodeado de lujuria por su nuevo cargo: director técnico.

Pero… Al llegar las vacas flacas las sillas se desalojaron y el honoro vera cambió por pale ale barata de grifo y aquellas palmeras erguidas crecieron en otros lares y aquella simbiosis se convirtió en soledad.

Y… Ahora… Juega… Consigo… A sillas vacías.

Publicado en Sin categoría | 3 comentarios

Acacias y jirafas

Acacias y jirafas.

Las acacias ser erguían bellas e imponentes alejándose del Sáhara y aportando nombre a la sabana. Grandiosas. Eran de copas altas, con ramas de espinas y de porte aparasolado. Se alejaban de lo terrenal para que lo mundano no las consumiera. Eran distintas y por ello podían seguir viviendo.

acacias y jirafas

Los camellos pardos, armónicos en ocres y parches negros, iban a su vera, de la mano. Las zafaras, veloces y elegantes en el andar, esculpieron su esbelto cuello tras bailar danza bantú tiempo atrás. Sumaron centímetros de talento para sobrevivir junto a las acacias año tras año.

Son genios aquellos que juegan a hacer magia en base a sus diferencias, creando capacidades. Darwinianos actuales, lamarckianos del presente que mejoran nuestra especie y le dan sentido a los días.

Supervivientes, acacias y jirafas.

pd: Concurso de microrrelatos de Simpromi. Gracias y felicidades a todos los concursantes. Todos con la inclusión, la diversidad y la igualdad.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Otro rollo

Ni siquiera era inefable era otro rollo.

Comenzó a definir un nuevo diccionario, más que sempiterno, más que un comienzo sin fin…más allá del fin. Efímeros y superfluos eran los amantes de una noche y ella…ella era…era otro rollo.

Siguió inconmensurable, etérea delicada, algo fuera de este mundo y permaneció perenne, no como el petricor de las lluvias de agosto al caer.

Ojalá supiera que con sólo un ademán dejaba mondo el mundo como el salvador de la Milla Verde. Otro rollo.

No habían palabras para definirla.

OTRO ROLLO

Me siguen preguntando si algo malo tenía y te juro por la gloria de cada veinte de Febrero o treinta y uno de Julio que si algo malo tenía era, sólo y sólo si, su dulzura al hablar, su elocuencia, su tono melifluo, su soñar sereno e imperturbable, sus camisas internas acendradas de blanco impoluto o su pasión de tonos arrebol como de rojizos cuando la virgen plancha al atardecer a ti te jodían, porque serías un gilipollas, porque incluso esos defectos perfectos eran…eran otro rollo.

Se desnudaba al alba y se vestía con la luna, era sal y pimienta, juntaba la cal y la arena, amaba con la misma lujuria que una noche sin tregua en el sexo y follaba con la ternura de quien descubre que la piel del diablo se viste de bebé.

Por los tréboles, por las palmeras, por la serendipia de conocerla, por los cangrejos y por los lunares al sol que ella…ella era…era OTRO ROLLO.

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Sin categoría | 6 comentarios