Un día menos

Seguro tras ponerse el sol, a lo lejos, se oculte tras la luna llena.

Quizás se asome vergonzosa por un lado por lo que le soplaré a las nubes si aparecieran para poder verla.

Increíble esta paranoia y más, que salga el sol radiante, afortunado, un día menos sin ella.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

BIDA

Vida…

Muerte, islas de plásticos, barrigas vacías, nubes de mierda, desastres, personas no humanas, asesinos, putos animales… y animales extintos, valores en las suelas con los culos petados de egos, lágrimas en el cielo y en mejillas frías, guerras, muerte…la vida.

bida

Bida…

Vida, ahora a las buenas, como debe ser, categórica, vida con be. Sencilla, fácil, suave, delicada, respetuosa, multicolor y muy sonriente y cariñosa.

No tengo ni idea si la uve o la be pero sí tengo claro que para cambiar habrá que hacer algo porque necesito creer que un mundo mejor puede ser y que ella al final con él comieron seitán…

bida2

BIDA, mi vida, a partir de ahora, en mi pequeño mundo la escribiré como me salga de los cojones.

 

 

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Secreto

Publicado en Sin categoría | 3 comentarios

Me preocupa

Me preocupa…y vértigo me da.

Hoy, tras despertar y no imaginarte a mi izquierda.
Hoy al bañarme con agua caliente y no leer tu mensaje en el espejo encriptado.
Todo el día con nuestra música… y hoy… ésa… sólo era mía.

chico-tatuajes-sexys-49

Es como zambullirte en días calurosos de invierno en el mar de la Restinga…dejando de palpitar por segundos.
Es como respirar el amargor en noches perras disfrazándote de diablo….dejando de respirar profundo.

Me preocupa volver.

El perder la costumbre de sentirse libre, sin la ausencia presente, sin un amor de porcelana fina, sin las sorpresas a cada poco de las muñecas rusas que dejan a los valientes convertirse en marionetas vivientes.

Me preocupa olvidarte pero bienvenido sea si así puedo seguir volando aunque el vértigo me pueda.

Publicado en Sin categoría | 4 comentarios

Deconstrucción

 

Una noche fría.

El querer ser en momentos inadecuados fue lo que llevo a esta cena de despedida.

Pero no hay mal que de por bien la sombra te cobije, o algo así era, cuando el Ser y el tiempo de Derrida, se mezcló con ella, la copa de tres texturas y Adriá entre medias para corrernos de gusto con la aparente dessert de tres chocolates de sabor a tortilla de papas.

Plato deconstruído y la noche comenzaba a tomar temperatura….

deconstrucción

…y es que…

¡ cómo podríamos dejarnos escapar aunque lo nuestro estuviera alejado de lo común mundano!

¡ cómo desprenderte de le piel que da aroma al cuerpo que habitas!

¡ cómo sería ese último beso si son aire y si es que si por morir fuera elegiría follando con ella!

Y la noche se despejó con la luna de uña de gato. 

Contigo pan y cebolla porque desmontamos mitos y  fuimos valientes al exponernos ganando con valentía la batalla al miedo.

Pero que sepas que no todo será un jardín de geraveles, o eso se dice, cuando vengan las épocas sin chocolate y mente, sin nada o sin casi todo, sin aguacate…

Ahí será tiempo de recordar esta cena deconstruida, deconstruídos, todos y cada uno, porque la magia de la vida está en ser…saber…estar…deconstruirnos y amar, sobre todo:

amar. 

 

Publicado en Sin categoría | 5 comentarios

Ni más ni menos.

Extravagancia, controversia, desaciertos, caprichos, Los Caprichos, Ni más ni menos, de la vida.

Él se enamoró tras conocerla en el Prado.

Ironías del día a día, contemplando la sátira que Goya hizo para combatir el absurdo y el vicio de la condición humana, cruzó su mirada con una mujer de tez triste que acompañaba a un hombre deleznable.

Paradojas consumadas, ella sumida en una relación de pareja de conveniencia, sin amor, sin sexo, el onanismo de un hombre sólo y la búsqueda de respuestas de ambos en las estampas del museo, coincidieron con fortuna para salvar sus corazones en espacio y tiempo.

Vicios, servicios de mujer, vanidad y hombría y la pereza de no creer en la valentía de su valía la congelaron durante unos cinco, ni más ni menos.

Bondades merecidas, tras conocerlo a él, y compartir confidencias, cafés bien entrada la mañana, quedadas a escondidas y lujuria de madrugada pudo coger aire, caminar descalza y saber que al final todo siempre sale bien.

Pero la sensatez de lo que toca, yéndose, lo rompió, confirmando su etiqueta de hombre de transición, caprichos de la vida.

Vaho chica

Y ni más ni menos, pasados mil días que le dieron calma y sosiego al creerla olvidada por hacerlo algunos segundos cuando dormía, volvió, ni más ni menos, reflejada en un mensaje antiguo impreso en el espejo oculto sin el vaho del agua caliente de la ducha que le decía: estás más bueno que el aguacate y el chocolate y menta. “Putabida”

 

 

 

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Por suerte

Muchas más veces

que aquellas que hubieron a veces

comencé a no echarte de menos. 

por suerte

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario