Pregunta

Todas las mañanas pasaba por la acera frente donde yo esperaba.

Andaba elegante con una mochila vieja y un vaso con tapa, supongo con té. Desaliñada y pequeñita pero espigada, de pelo alborotado y oscuro y hoy con un traje corto, suelto al viento que le daba un aire de libertad. Péndula hipnótica que, seguro de fortuna llena a todo aquel que la pueda conocer.

Pero llevaba días que en el espejo del escaparate de la tienda de la esquina donde desaparecía hasta nuestro encuentro de la mañana siguiente bajaba la mirada. Era ese gesto que se hace cuando de vergüenza te invade el cuerpo, miras de soslayo, te sonrojas y titubeas.

Pasó rauda con el cuerpo encorvado y un paso a la izquierda con el pie cambiado hizo que cayera. Antes de que recuperara la verticalidad en el suelo estaba yo a su lado y de cuclillas agarrando su brazo le ayudé a incorporarse.

– ¿Estás bien?- le dije.

– Sí, gracias – Respondió con una pequeña sonrisa. Tenía el rímel ligeramente corrido y sacudiéndose el traje, dándome un tímido abrazo siguió su camino.

Jamás volví a verla y aún sigo con las ganas de preguntarle el por qué de esa mirada gacha ante ese reflejo por si me daba alguna solución a esa actitud que comparto hace mucho tiempo en el espejo de mi casa.

Publicado en Sin categoría | 5 comentarios

Olvido

Y entre sollozos, vinos y estrellas se me olvida lo que te quería contar…amor.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Descansa

Te desvaneces sin consentimiento, sin ni siquiera pedir permiso a tu persona.


Y nos dejas solos, egoísta de mí, y nos dejas solos.


Te desvaneces con trozos de mí para cuidarte, con parte de ti imborrable para recordarte

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El Porís

El lugar, allí en el Porís

El tiempo, un día veinte al atardecer.

El ronroneo de las olas, el salitre, el aire libre.

La calma chicha, la hora adecuada…

…la despedida.

Ese lugar donde se es feliz y se puede ser.

Un reloj que no quema y que marca bien.

y aunque pellizque el alma a partir…

tu bonito hasta pronto, Pichi, allí en el Porís.

p.d. para Pichi y Nati, un dúo inmejorable.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Léeme, a ver si te atreves.

Siento mis ausencias, los desayunos sin preguntar, mis venidas arriba y mis lágrimas.

Siento las flores y mi mal humor y siento tomarme tanto tiempo para mí.

Y sí, había otra y era Martina.

Y ahora léeme a ver si te atreves:

Nuestro tiempo y espacio individual con en el mundo, cogidos de la mano. Los desayunos de aguacate, tomate y té, de alegrías sin sentido ni contención y de llantos de carcajadas.

Los colores de los geraveles que daban vida a mi seriedad, de la bonita, por pasar mis días a tu lado.

Y Martina, la que sería nuestra hija.

Qué distinto sería si me leyeras abierta en canal, pero ya no estás.

Foto: @t.suarez_love @toti_suarez_fotografia , gracias Blue, Peluda

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Tú y la locura que me generas y que no quiero que desaparezca…

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Ella, su almohadilla

Y es ahí…

con esa persona…

Que cuando le tocas entre sus dedos descubres el tacto hipnótico de la almohadilla de un gato.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Volcán

La luz de las extrañas sale a relucir
sus mejores tonos encarnecidos,
sus ondas más largas.


Rugidos de un mar intrínseco, cíclico y pulsante.
Capa negra que baña sus dominios latentes, ya sin poder denotar.

By Borja Álvarez González

@borjaalvarezgonzalez mi hermano tinerfeño del que aprendo mil cada día, artista de rincones. Suerte de mi vida. Gracias bro

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Vaso

Rompí mi úlimo vaso de vino

y ni pena me dio.

Sin querer y con total delicadeza quebró,

y me cortó el dedo chico.

Dolió, sangró, y con el agua se diluyó el dolor que generó su último sorbo de vino.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Sin vergüenza

No por mal sino por bien

Ya me gustaría que la tuya fuera para acorralarme de nuevo, jalarme de los pelos, desmontarme el armario con tu ropa y acariciarme con tus besos.

Ya me gustaría que arregláramos nuestras feas diferencias, que ya de malos está plagado el mundo y nuestro tiempo apremia.

No por mal sino para bien, sé conmigo de una puta vez, una sin vergüenza.

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario