Mañanas 


Un olor, un aroma,

una emoción que asoma. 

Frío, mucho frío, pero su calor, en  cuadros de colores convertido, 

lo desploma. 

Su piel, su silueta…ausentes…su lado de la cama vacío,

sólo el eco se siente.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s